martes, 27 de diciembre de 2016

Navidad en la Naturaleza: Pinar de Abantos (San Lorenzo de El Escorial, Madrid).

Nuestro Catálogo de Rutas Locales incluye dos itinerarios interpretativos que realizamos a diario bajo demanda de nuestros clientes ecoturistas: Pinar de Abantos y Bosque Real de La Herrería.
Hoy hemos hecho la ruta del Pinar de Abantos con Alicia (San Lorenzo de El Escorial), Pepe (Rivas Vaciamadrid) y Clara (San Lorenzo de El Escorial). 
Esta ruta nos brinda la oportunidad de dar a conocer la historia de un bosque cuyo origen se remonta a mediados del siglo XIX, cuando el Monte Abantos quedó prácticamente deforestado después de siglos de explotación descontrolada. 
Hoy día lo que tenemos en el Monte Abantos es el resultado de una de las primeras reforestaciones hechas en España, una comunidad vegetal con una gran diversidad de especies que se comporta como un auténtico bosque. 
Su gran riqueza biológica ha quedado bien patente con las numerosas observaciones que hemos anotado en nuestro Cuaderno de Campo: Hozaduras de Jabalí (Sus scrofa), excrementos de Zorro (Vulpes vulpes), tres parejas de Buitre Leonado (Gyps fulvus) que se disponen a criar en sus nidos, algún Buitre Negro (Aegypius monachus), Trepador Azul (Sitta europaea), Carbonero Común (Parus major), Pico Picapinos (Dendrocopos major), Pito Real (Picus viridis), Herrerillo Capuchino (Lophophanes cristatus), Colirrojo Tizón (Phoenicurus ochruros), Chochín (Troglodytes troglodytes).
Tras la Cresta del Monte Abantos se esconden pequeños rincones de extraordinaria belleza que invitan a disfrutar de un agradable descanso durante el recorrido.
Alicia, Clara y Pepe han aprendido hoy a diferenciar algunas de las especies arbóreas más comunes en este bosque: Pino Resinero, Pino Silvestre, Pino Laricio, Abeto Pinsapo, Alerce Europeo, Haya... 
También han aprendido a identificar algunas de las aves más frecuentes en este tipo de bosques, como el Trepador Azul, el Carbonero Común o el Herrerillo Capuchino. 
No hemos tenido suerte con los Corzos, de los que llevamos ya varias semanas sin detectar rastro alguno. Tampoco hemos visto hoy a los Rabilargos. No obstante, ha sido una jornada muy amena con numerosas observaciones de las que, esperamos, nuestros clientes hayan disfrutado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario