domingo, 10 de febrero de 2019

Taller de Líquenes (San Lorenzo de El Escorial, Madrid).

Una vez más reunimos en San Lorenzo de El Escorial a un nutrido grupo de "científicos ciudadanos" que acuden a nuestro Taller de Líquenes para en conocer algo más sobre esos enigmáticos seres vivos del reino Fungi.
Taller de Líquenes
Mercedes, Manuela, Raúl y Luna han venido desde Salamanca, lo cual es para nosotros motivo de orgullo, sobretodo por demostrarse, una vez más, el interés que despiertan los líquenes entre la comunidad de biólogos y naturalistas de toda España. También han acudido Irene, Belén, Miguel & Ortega, que vienen desde Madrid
Taller de Líquenes
Para nosotros es un lujo contar entre los asistentes con Raúl de Tapia, biólogo y excelente comunicador, director de la Fundación Tormes-EB y colaborador habitual de "El Bosque Habitado", de Radio 3. Nos ha obsequiado, además, con su magnífico libro "Herbario sonoro", co-escrito con Joaquín Araújo. 
Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, desde el Bosque Real.
Tras una sesión de dos horas de teoría y otras dos horas de prácticas de laboratorio, nos desplazamos al Bosque Real con la intención de identificar a las especies más comunes que veamos. El Bosque Real de La Herrería es uno de los bosques más antiguos y mejor conservados de la Comunidad de Madrid. De modo que encontraremos por aquí una importante diversidad de especies, algunas de las cuales tienen una gran importancia, pues están amenazadas por los incendios forestales y el cambio climático.
Bosque Real de La Herrería.
La identificación precisa de las diferentes especies de líquenes requiere del conocimiento de una serie de caracteres morfológicos y anatómicos, pudiendo ser necesario, en algunos casos, el manejo de reactivos químicos y el uso de lupas y microscopios ópticos. 

Este muestreo va a servir para elaborar el "Catálogo Liquénico del Monte Abantos", que es uno de los proyectos que forman parte de nuestra Plataforma de Ciencia Ciudadana

Estos han sido los resultados de este muestreo:
  • Physconia venusta. Liquen foliáceo que se desarrolla sobre los troncos de corteza agrietada de varios tipos de árboles planifolios, como Fresnos y Robles. Los lóbulos  de este liquen están muy divididos, y presentan una delgada capa de pruína blanca, que se extiende también sobre los apotecios. Estos se caracterizan porque, con relativa frecuencia, poseen los márgenes crenulados e incluso lobulados, dándoles un aspecto de pequeñas florecillas. La cara inferior del talo es blanquecina en su mayor parte.
Physconia venusta.
  • Parmelia tiliacea. Es uno de los líquenes más abundantes, tanto en el Bosque de La Herrería como en el Pinar del Monte Abantos. Aparece formando grandes talos foliáceos de color gris, sobre el tronco de fresnos, robles, pinos, e incluso sobre las rocas. Destaca por su color gris claro y por los grandes lóbulos marginales. La presencia de abundantes isidios pardo-negruzcos que recubren buena parte de la superficie del talo ayuda en su identificación. Algunos talos están provistos de apotecios, pero estos son más bien raros en esta especie.
Parmelia tiliacea.
  • Parmelia glabra. Una de las grandes parmeliáceas del Bosque Mediterráneo, un liquen foliáceo de color verde oliváceo, que aparece cubriendo buena parte de las cortezas de encinas y robles. Los talos pueden llegar a crecer hasta formar grandes rosetas de varios centímetros de diámetro. Tiene la superficie lisa y brillante, y los apotecios grandes y numerosos. Se parece mucho a P. acetabulum, pero esta tiene la superficie más rugosa (son necesarios los test químicos para asegurar la identificación).
Parmelia glabra.
Parmelia glabra.
  • Collema furfuraceum. Se trata de un cianoliquen, liquen gelatinoso que lleva en su interior algas cianofíceas como fotosimbiontes, Nostoc en este caso. Los líquenes gelatinosos presentan una estructura anatómica muy diferente a la del resto de los líquenes. Hemos localizado algunos talos sobre la corteza de robles, talos generalmente poco desarrollados, de color verde oliváceo oscuro, casi negro en estado seco, con la superficie cubierta de pequeños isidios. 
Collema furfuraceum.
  • Lobaria scrobiculata. Este llamativo liquen constituye una de las grandes joyas botánicas del Bosque de la Herrería. Desarrolla grandes talos foliáceos que se asientan sobre musgos, con los lóbulos marginales levantados, y la superficie ondulada. En estado seco es de color verde amarillento, pero en estado húmedo adquiere una coloración gris azulada muy característica. Con frecuencia presenta soralios abundantes en los márgenes. Es una de las especies de líquenes más sensibles al manejo forestal y a la contaminación atmosférica, y creemos que debería estar catalogado en Peligro de Extinción. Su fotobionte es una cianobacteria, lo que le obliga a depender del agua en estado líquido para activar la fotosíntesis. Un reciente estudio revela que este liquen es capaz de cambiar su estrategia reproductora en función de las precipitaciones, de modo que en ambientes de prolongada sequía, tiende a producir más soralios para asegurar su población.  
Lobaria scrobiculata.
Lobaria scrobiculata.
  • Ramalina fraxinea. Liquen fruticuloso péndulo con lacinias anchas y robustas de superficie estriada, carentes de soredios, pero con la superficie fenestrada por numerosas pseudocifelas. Con frecuencia presenta grandes apotecios, dispersos a lo largo de las lacinias. Cuando sus lacinias y apotecios alcanzan grandes tamaños, se habla de la variedad luxurians ("lujuriosa"). Suele confundirse con R. farinacea, más pequeña, que presenta soredios abunantes y rara vez apotecios.
Ramalina fraxinea.
  • Ramalina farinacea. Uno de los líquenes fruticulosos más habituales de los árboles planifolios. Se caracteriza por la rigidez de sus lacinias planas y por la presencia de soredios en los márgenes de las lacinias. Aunque puede aparecer en algunos árboles próximos a las carreteras o ciudades, es bastante sensible a la contaminación atmosférica. 
Ramalina farinacea.
  • Parmelia quercina. Otro de los líquenes característicos del Bosque Mediterráneo. Se instala sobre cortezas neutras, preferentemente en las ramas de robles y encinas. Aquí, en el Bosque de La Herrería, la hemos localizado sobre las ramas de los robles. Su talo foliáceo es de color gris, algo azulado; no tiene isidios ni soralios, y los apotecios son frecuentes y numerosos, con el disco de color marrón.   
Parmelia quercina.
  • Evernia prunastri. Es un liquen fruticuloso muy frecuente sobre las ramas de brezos y escobas, en zonas con elevada humedad ambiental. Aquí en el Bosque de La Herrería no es muy abundante, sólo aparecen varios talos aislados sobre los troncos de los robles. Las lacinias son de color verde amarillento, con la cara inferior blanca. Con frecuencia presenta soredios por toda la superficie del talo. Este liquen forma parte de la composición de algunos de los perfumes más prestigiosos de la industria cosmética. Suele confundirse con Pseudevernia furfuracea, de color gris con la cara inferior negra y con numerosos isidios.
Evernia prunastri.
  • Lecanora muralis. En las rocas nos encontramos con una diversidad tremenda. Uno de los más comunes en las rocas ácidas es este liquen crustáceo, fuertemente adherido a la superficie, cuyos talos pueden alcanzar tamaños considerables (hasta 10 cm. de diámetro). Se trata de uno de los líquenes más resistentes a la contaminación atmosférica, de hecho aparece sobre unos muros de piedra, dentro del casco urbano, soportando el aporte diario de los contaminantes de los coches.
Lecanora muralis.
  • Cladonia fimbriata. No son muy abundantes las cladonias en el bosque de La Herrería. Pero en algunos troncos de robles muertos aparecen esas trompetillas tan características. Las cladonias son líquenes compuestos, formados por un talo primario escuamuloso y un talo secundario con podecios (las trompetillas). Es muy difícil diferenciar unas especies de otras, pero esta es relativamente frecuente en la parte inferior de los troncos y rocas, en bosques maduros. 
Cladonia fimbriata.
  • Rhizocarpon geographicum. Es uno de los líquenes más popularmente conocidos, el "Liquen Geográfico", un liquen cosmopolita que crece sobre rocas de naturaleza ácida, en las regiones montañosas de todo el mundo. Presenta un hipotalo negro que resalta el color amarillo del talo. Sus apotecios negros aparecen siempre entre las escuámulas del talo. 
Rhizocarpon geographicum.
  • Lasallia pustulata. Se trata de uno de los líquenes que forman parte de esa comunidad saxícola denominada "Tripas de Roca", líquenes foliáceos umbilicados que se desarrollan sobre las rocas silíceas. En este caso, la característica fundamental es la presencia de grades pústulas en el talo, la capa de pruína blanca y los abundantes isidios negros coraliformes que se agrupan en los márgenes del talo. 
Lasallia pustulata.
Lasallia pustulata.
  • Candelariella vitellina. Curioso liquen saxícola de color amarillo, exclusivo de las rocas silíceas, que forma pequeñas costras entre las fisuras de las rocas. Presenta apotecios de color amarillo pardo. Tiende a asentarse en las fisuras de las rocas.
Candelariella vitellina.
  • Physcia aipolia. Liquen foliáceo de color gris, adherido a las ramas de los robles mediante rizinas negras, muy abundantes en la cara inferior. Los apotecios son frecuentes, de color negro. Es bastante común en el Bosque Mediterráneo, en situaciones bien iluminadas. Resistente a la contaminación, aunque no tanto como la Xanthoria parietina, con la que suele convivir en muchas zonas. 
Physcia aipolia.
  • Dimelaena oreinaSe trata de uno de los líquenes más habituales de las rocas silíceas. El talo crustáceo está formado por estrechos lóbulos marginales y placas o areolas en las partes centrales. Es característico su color amarillo pajizo y los apotecios negros, inmersos en el talo. 
Dimelaena oreina.
  • Diploschistes scruposusOtro de los grandes líquenes crustáceos que desarrollan enormes talos sobre las rocas silíceas. Elige exposiciones a la luz, normalmente cerca del suelo. Destaca por su color blanco y los apotecios negros, pruinosos, inmersos en el talo. Se puede confundir con otras especies de líquenes crustáceos, pero sus esporas murales y los tests químicos ayudan en su identificación.
Diploschistes scruposus.
GuardarGuardar

jueves, 31 de enero de 2019

Snowshoeing Guadarrama 2019: Circo Glaciar de Peñalara.

Nieva copiosamente en la Sierra de Guadarrama, después de dos semanas de intenso anticiclón. Por fin se dan las condiciones para calzarse las Raquetas de Nieve y disfrutar de la alta montaña invernal.
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Hoy llevamos al Circo de Peñalara a Mireia, Sara, Irene, Hanna y Ricardo. Sara viene disfrutando del regalo que le ha hecho su amiga Mireia, todo un detalle por su parte, no hay nada mejor que regalar una experiencia, y si es en la naturaleza, mejor. 
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Hanna-Kaisa viene de Finlandia. Está pasando unos días de vacaciones en San Lorenzo de El Escorial y nos ha contratado para tour en la nieve. Según nos ha dicho, en Finlandia no hay montañas, por lo que esta experiencia, lejos de lo que pueda parecer para alguien que viene de un país nórdico, es algo nuevo para ella.
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Las condiciones meteorológicas hoy no son del todo favorables, pero al mal tiempo buena cara, la montaña hay que vivirla en todas sus facetas.
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Tras alcanzar la primera morrena cruzamos el circo en busca del refugio Zabala, tarea que resulta complicada por la escasa visibilidad y la fuerte ventisca.
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
El refugio estaba literalmente congelado... 
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Antes de entrar a tomarnos un caldo bien calentito, es momento de posar para una buena instantánea. 
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Tras el descanso en el refugio, iniciamos el descenso hacia la Laguna Grande de Peñalara, hoy totalmente congelada.  
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Dentro de un par de días, el 2 de febrero, se celebra el Día Mundial de los Humedales. Este es uno de los más importantes de España, el único de la Comunidad de Madrid que figura en la Lista Ramsar de los Humedales de Importancia Internacional.  
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Parece que mejora la visibilidad por momentos...  
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve
Tras realizar la travesía salimos del circo y podemos divisar el impresionante Valle de Lozoya tapizado por el inmenso Pinar del Paular. 
Circo de Peñalara con Raquetas de Nieve

domingo, 20 de enero de 2019

Ruta de la Cruz de Rubens (Sierra de Malagón, Madrid).

Hoy visitamos La Cruz de Rubens, el emblemático paraje cercano al Puerto de Malagón, en San Lorenzo de El Escorial, desde donde el ilustre pintor Pierre Paolo Rubens realizó un cuadro, por encargo del rey Felipe IV.
La historia de este lugar se remonta al año 1595, cuando Felipe II ordenó instalar tres cruces en las cumbres de Malagón, señalizando así los tres lugares desde donde el monarca disfrutaba de su particular "paraíso terrenal".
Nos acompañan Lilian (San Lorenzo de El Escorial), Laura y Martín (Fresnedillas de la Oliva), y de nuevo Irene, que viene en calidad de Guía Acompañante de Ecoturismo. 
Iniciamos la ascensión por la ladera del arroyo de La Barranquilla, una zona muy interesante donde aparecen los grandes pinsapos que se plantaron durante la reforestación histórica del Monte Abantos. El itinerario nos abre paso al enorme circo fluvial del Romeral, tapizado hoy por la masa forestal fruto de la reforestación del siglo XIX.
Hoy ha caído la primera nevada de la temporada en San Lorenzo de El Escorial, aunque las nieves más abundantes se han quedado por encima de los 1.500 m. de altitud.
Durante la travesía por el interior del bosque, hemos localizado unas setas muy curiosas, con forma de nido que alberga en su interior unos "huevecillos" o lentejillas. Se trata de una especie de Crucibulum, un hongo saprófito que crece sobre restos vegetales en todo tipo de bosques. 
Poco a poco vamos ganando altura y nos aproximamos a la zona donde, cada año, anidan tres parejas de Buitres Leonados.
Una vez localizada la posición desde donde los buitres apenas pueden vernos, enfocamos los prismáticos hacia los nidos para comprobar si las parejas han realizado ya la puesta. 
Efectivamente, podemos comprobar que dos de los nidos están ocupados por buitres realizando la incubación.  
Acto seguido, acometemos los últimos tramos de la ascensión hacia la primera de las cruces. 
Apenas han caído unos centímetros de nieve, pero el aspecto que presenta el Alto de Malagón es puramente invernal.
Escondida entre la masa forestal del Puerto de Malagón se halla la Cruz de Rubens, la auténtica, el mismo lugar donde Rubens, acompañado de un joven pintor llamado Velázquez, recién incorporado a la corte del rey Felipe IV, realizó el boceto que años después culminaría Verhulst, un discípulo suyo. 

sábado, 12 de enero de 2019

Circular de Malagón (San Lorenzo de El Escorial, Madrid).

Hoy nos "sumergimos" en la historia a través de los bosques de San Lorenzo de El Escorial, realizando la Circular de Malagón, un itinerario especialmente diseñado para recorrer los mismos parajes que encandilaron a Felipe II durante aquellos largos viajes que realizaba entre Valladolid y Toledo.   
Puerto de Malagón
Nos acompañan Inés, Mª José y Cornelia, que han coincidido hoy por primera ver en una de nuestras rutas. También nos acompaña Irene, que viene en calidad de guía acompañante de Ecoturismo.
Puerto de Malagón
Nuestro propósito es, en primer lugar, ascender hacia las peñas de la Cruz de Rubens atravesando el bosque, visitando el hayedo, y comprobando el estado en el que se encuentran los nidos de los Buitres Leonados.
Puerto de Malagón
Durante el itinerario mostramos algunos de los elementos botánicos más interesantes del Bosque de Abantos, como el Abeto Pinsapo (Abies pinsapo), el Alerce Europeo (Larix decidua), el Haya (Fagus sylvatica), el Fresno (Fraxinus angustifolia), el Roble Melojo (Quercus pyrenaica), el Pino Resinero (Pinus pinaster), el Pino Silvestre (Pinus sylvestris), la Jara (Cistus ladanifer)....  
Puerto de Malagón
El Hayedo del Trampalón muestra sus encantos incluso en invierno. Aquí está el "árbol madre" de este maravilloso bosque, un importante legado que nos dejaron aquellos ilustres naturalistas del siglo XIX que proyectaron la primera gran reforestación en España, entre ellos, el maestro Graells. 
Puerto de Malagón
Poco a poco alcanzamos los impresionantes roquedos donde anidan desde tiempos inmemoriales los Buitres Leonados. 
Puerto de Malagón
Como era de esperar por estas fechas, los buitres ya han acondicionado los nidos y uno de ellos parece haber puesto ya el huevo. 
Puerto de Malagón
En tiempos de Felipe II existía en estos parajes una modesta ermita donde vivía un monje ermitaño llamado Juan Palomo. 
Puerto de Malagón
De aquella ermita apenas quedan hoy los restos de los cimientos. Junto a ella, se alzaba una cruz sobre un montículo de piedras.  
Cruz de Rubens
Aquella cruz bien podría ser la que plasmó el pintor Rubens en su cuadro del Monasterio de El Escorial, supuestamente dibujado desde un lugar muy cercano a este.
Cruz de Rubens
Cuadro del paisaje de El Escorial, obra del pintor Rubens , que visitó  el lugar en el año 1629.
Mientras avanzamos por la cordal de Malagón vimos varios Buitres Leonados, Cuervos, una pareja de Buitres Negros, y los pájaros más habituales del bosque: Carboneros, Herrerillos, Pinzones, Trepadores... Localizamos por allí varias hozaduras de Jabalí y algunos excrementos del Corzo.
Puerto de Malagón
Nos instalamos en la Solana del Ventisquero para comer mientras disfrutamos de la fantástica panorámica.
Puerto de Malagón
Durante el descenso atravesamos de nuevo la densa masa forestal. 
Puerto de Malagón
Ladera abajo se encuentra el Refugio de Los Llanillos, lugar donde todavía se conservan los antiguos bancales que sirvieron de vivero durante los trabajos de reforestación del Monte Abantos a finales del siglo XIX. 
Puerto de Malagón
Tras la visita a Los Llanillos, cruzamos la fresneda y llegamos al Arca del Helechal, una construcción levantada para abastecer de agua a la Casita del Infante. 
Arca del Helechal