domingo, 1 de enero de 2017

Año Nuevo en la Naturaleza: Circular de Malagón (San Lorenzo de El Escorial, Madrid)

Amanece el Año Nuevo con una densa y gélida niebla que cubre la mayor parte de la provincia de Madrid, una niebla que llegó a San Lorenzo de El Escorial durante las primeras horas de la mañana. 
Navegando por internet, Álvaro (Aravaca, Madrid) llegó al portal www.senderismo.net, y encontró nuestra propuesta para recibir el Año Nuevo en contacto con la Naturaleza, una propuesta que le convenció para llevar a San Lorenzo de El Escorial a sus padres Carlos y Rosario.
Aunque la densa niebla cubría ya buena parte del San Lorenzo de El Escorial, un poco más arriba, en el Puerto de Malagón, luce un sol espléndido.
El Monte Abantos recibe su nombre por el Alimoche, una rapaz carroñera que en tiempos de Felipe II anidaba en una de sus laderas. Hoy esos nidos están ocupados por el Buitre Leonado.  
Durante nuestro itinerario les mostramos algunos de los elementos botánicos más interesantes del Pinar de Abantos, como el Abeto Pinsapo (Abies pinsapo), el Alerce Europeo (Larix decidua), el Haya (Fagus sylvatica), el Fresno (Fraxinus angustifolia), el Roble Melojo (Quercus pyrenaica), el Pino Resinero (Pinus pinaster), el Pino Silvestre (Pinus sylvestris), la Jara (Cistus ladanifer), la Escoba (Cytisus scoparius), y un arbusto endémico de la Península Ibérica presente en el Puerto de Malagón: El Codeso o Cambroño (Adenocarpus hispanicus). 
Cambroño o Codeso en flor (Adenocarpus hyspanicus).
Observamos con los prismáticos al Pico Picapinos (Dendrocopos major),  al Buitre Leonado (Gyps fulvus), al Trepador Azul (Sitta europaea), al Carbonero Común (Parus major), al Chochín (Troglodytes troglodytes) y al Pinzón Vulgar (Fringilla coelebs).
Mientras nos tomamos el almuerzo, contemplamos en el horizonte la densa niebla que poco a poco se fue abriendo y despejando la vista de San Lorenzo de El Escorial.
Pero echando la mirada hacia el sur, un inmenso mar de nubes cubre el horizonte dejando asomar tímidamente a Las Machotas.
Álvaro vive actualmente en Múnich (Alemania), y nos dice que este paisaje con su mar de nubes le recuerda un poco a los Alpes. 
El paisaje desde estos recónditos lugares del Puerto de Malagón es digno de admirar. 
No es frecuente contemplar un mar de nubes desde lo más alto del Puerto de Malagón, de modo que nos sentimos afortunados por disfrutar de estas sensaciones tan reconfortantes en un día como hoy, el primero del año.
Durante el descenso cruzamos el pinar por una de las zonas menos conocidas del bosque, donde la naturaleza se presenta en su estado más puro y salvaje. 
Yesquero del Pino (Fomitopsis pinicola).
Antes de regresar a San Lorenzo visitamos el Refugio de Los Llanillos, lugar donde todavía se conservan los antiguos bancales donde se iniciaron los trabajos de reforestación del Monte Abantos a finales del siglo XIX. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario