sábado, 14 de mayo de 2016

Observación del Buitre Negro (Valle de Iruelas, Ávila).

Regresamos al Valle de Iruelas (Ávila) para llevar a más clientes para que disfruten de la experiencia de la observación directa del Buitre Negro. Han pasado dos semanas de nuestra última visita al nido, y ya podemos comprobar cómo Pelayo, el pollo que apenas se dejó ver la última vez, ya asoma con frecuencia su cabecita por encima del nido.  
Se nota que Pelayo, como hemos bautizado al pollo, está bien alimentado por sus padres porque crece muy deprisa. Durante nuestra visita estuvo siempre acompañado de uno de sus progenitores, que no abandonó el nido durante toda la observación. 

Al igual que en otras ocasiones, tomamos buena nota en nuestro Cuaderno de Campo de todas las observaciones, y esta vez tenemos que destacar las siguientes:
- Oropéndolas (Oriolus oriolus), vimos varios ejemplares merodeando por el entorno del Embalse del Burguillo.
- Aceitera (Physomeloe corallifer), vimos varios ejemplares de estos coleópteros por el suelo.
- Corzo (Capreolus capreolus), encontramos una zona de encame con varios mechones de pelo, lo que nos indica que ya están mudando su pelaje de invierno.
- Ardilla (Sciurus vulgaris), vimos varias piñas roídas en el suelo.
- Garduña (Martes foina), hemos reconocido un excremento en una vereda. 
- Rabilargos (Cyanopica cyanus), vimos varios ejemplares en los márgenes del pinar.
- Trepador Azul (Sitta europaea), vimos algún individuo.
- Cuco (Cuculus canorus), seguimos escuchándole en el valle. 

Y con respecto a la flora, esta vez hemos anotado varios ejemplares del Olmo de Montaña (Ulmus glabra), Peonías en flor (Paeonia broteroi), Arenaria montana, Geranium molle, Nomeolvides (Myosotis sp.), y un helecho típico de los taludes rocosos, el Culantrillo Menor (Asplenium trichomanes). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario